Posted on 2 comentarios

En septiembre borda una flor

Feliz inicio de Septiembre!

Quiero compartir contigo el nuevo reto de bordado para este mes y también quiero recordarte algunas cosas sobre el reto:

· Tienes todo el mes de septiembre para bordar una flor, puede ser cualquier tipo de flor, incluso una flor de tu imaginación.

· Recuerda que puedes bordar sobre el material que quieras y realizar tu bordado del tamaño que quieras, no hay límites ni restricciones (sólo el tema).

· Es importante que al terminar tu bordado le tomes una fotografía y lo compartas en tus redes (Facebook o Instagram) e incluyas en la descripción el hashtag: #madibordado (madi significa amor en otomí). De esta manera podemos compartir tu bordado y puedes participar en el sorteo mensual de productos Nuhausmx.

· Tienes todo el mes para poder compartir la foto de tu bordado pero si la compartes el mes de octubre ya no podrá participar en el reto.

Si quieres saber más sobre la dinámica te dejo el enlace a la entrada anterior donde te platico un poco más a detalle sobre los retos mensuales.

Posted on Dejar un comentario

Agosto: Borda un cactus

¡Feliz comienzo de Agosto!

Ha pasado bastante tiempo desde la última entrada de este blog pero también han pasado muchas cosas padres y nuevas que quiero compartir con ustedes.

Este mes es súper especial porque comienza el primer reto de bordado mensual. Te platico un poco como surgió esta iniciativa y de qué se trata.

En el último Taller de bordado básico que di en Ensenada, Paola (una de las asistentes) comentó que algunas personas necesitan un poco de inspiración para saber qué bordar y sugirió diera un tema de bordado para motivarse a continuar bordando.
Me pareció súper acertado su comentario porque aveces no tenemos proyectos en mente y entre tantas actividades y cosas que pasan en nuestra vida se nos pueden ir los días y cuando nos damos cuenta no hemos agarrado una aguja en meses.
Y con esta gran idea prometí que en Agosto haría todo lo posible para comenzar con estos retos de bordado mensuales. Un mes me parece tiempo suficiente para hacer una imagen bordada en pequeño formato con calma y sin prisas. Lo primero que debemos hacer es fijarnos es un objetivo y todo lo demás será mucho más fácil de realizar.

La última sesión del taller de bordado básico y creación de texturas

La dinámica consiste en bordar el tema del mes, que para agosto será un cactus en el formato que quieras.

  • Utiliza retazos de tela que tengas a la mano, dale vida a una prenda que ya esté viejita, reutiliza la prenda que querías tirar y conviértelo en un nuevo canvas.
  • Borda con los hilos que tengas o experimenta con hilos de distintos materiales.
  • Experimenta con diversas paletas de colores, crea tus propias combinaciones.

Al terminar tu bordado comparte una foto en nuestras redes usando el hashtag #madibordado (madi significa amor en otomí), también puedes mandar tu foto en nuestras redes sociales.

Al final del mes compartiremos todos los bordados que participaron y haremos un sorteo para elegir al ganador o ganadora de una postal ilustrada. ¿Estás list@ para comenzar el mes bordando?

Posted on Dejar un comentario

Prácticas conscientes para incorporar a tu vida

La auto sustentabilidad está muy lejos de ser una moda, es una necesidad. ‘Nos estamos acabando el mundo’ es algo común de escuchar o leer en los medios, energías renovables escasas, crecimiento de población acelerado, cambio climático pueden ser temas con los que estamos muy familiarizados. Cuando era niña existía ésta noción de prácticas conscientes, sin embargo no se sentía una necesidad de urgencia por llevarlas a cabo. Reciclabamos en el colegio pero los recolectores de basura mezclaban todo en un camión, nos enseñaban en los libros el sistema de compostaje pero nunca hice uno en casa. Éstas y otras prácticas representaban una idea del futuro saludable, un mundo mejor. La conciencia ambiental en el 2019 está activa en todos los niveles, pero ¿realmente llevamos en práctica un plan de objetivos sustentables a cumplir en nuestros negocios o vida diaria?. Si el primer paso radical fue la prohibición de bolsas de plástico y uso de popotes no nos podemos quedar ahí y esperar que todo mejore, como dueños de nuestras propias empresas y como dirigentes de nuestra vida debemos tomar la responsabilidad de nuestras acciones con el entorno.

Una de las prácticas de conciencia más activa durante los últimos años es el consumo responsable, aún hay gente que no está interesada en los procesos que están detrás de un producto pero cada vez es más grande la comunidad que sí piensa 2 veces antes de comprar algo producido en masa con ingredientes nocivos al ambiente. Como productores responsables debemos pensar en la vida útil de ese objeto y lo que va a pasar con él una vez que haya concluido ese ciclo. Si todavía no has adoptado prácticas responsables en tus procesos de producción no pienses que es demasiado tarde o que no te puedes dar el lujo de encarecer tu producto por adoptar nuevas medidas mejor piensa en la ventaja de crear productos que dejarán un impacto positivo en tus consumidores y en la posibilidad conectarte con el entorno.

Cero desperdicios

Zero waste es el movimiento que surgió en el 2008 por Bea Johnson y su nombre lo dice básicamente todo. A menudo me preguntan qué hago con mis restos de hilos de bordado o con mis telas después de cortar mis moldes y a todo el mundo le comento que nunca quiero tirar nada. Desde que inicié en el mundo del tejido comprendí un poco mejor la composición de los tramados, antes compraba miles de estambres pero me di cuenta que en mis sobrantes podía hacer mis propios hilos (y ahorrar un montonal en materia prima). Cuando junto suficientes restos de tela puedo rellenar hasta un cojín. Si tengo pedazos de tela un poquito más grande los uso de empaque para mis envíos. La verdad se ha vuelto una práctica súper divertida ver la posibilidad de darle vida a algo que antes considerabas basura.

Reutiliza, segunda vida del objeto

Si algo se rompe ¿ya no sirve? En Japón hay un técnica llamada Kintsugi, si algún objeto de cerámica se fractura o se rompe se repara con un polvo a base de oro y esto le agrega valor, historia y belleza a cada objeto. Pues lo mismo puede pasar con todos los objetos de nuestra vida cotidiana. Si un pantalón se rompe puedes bordarlo, si una playera ‘se pica’ puedes cortarla y hacer trapitos de cocina, si una taza de quiebra puede ser una maceta y así hasta el infinito. La idea es alargar la vida de cada objeto.

Compra local, compra local, compra local

Queremos productos con las 3 B’s (bueno, bonito y barato) es la frase que más leo en comentarios de grupos de ventas (queremos cosas baratas básicamente) pero pensemos un momento en la competencia que puede ofrecer un precio ridículamente barato: las fábricas de producción masiva. No es algo nuevo, ni es un secreto la explotación laboral, ¿Cuántas horas al día trabajan las personas que trabajan en fábricas por un salario mínimo que no alcanza para vivir? un impacto directo en los artesanos locales que viven una realidad similar ya que la competencia los orilla a abaratar sus piezas dejando un margen de ganancia mínimo. ¿Cuánto derroche de recursos existe en la transportación de estos productos?

Parece lógico pero es necesario recordar que apoyar las iniciativas de nuestra comunidad tiene un impacto en muchos niveles. Un ciclo de solidaridad y de apoyo al trabajo consciente, de una vida laboral dignos, de uso de recursos responsables, del crecimiento local, de innovación y de cambio. Pensemos en invertir en productos que son únicos, que tienen historias, que están hechos con amor, que tienen valor y un impacto positivo. Convirtamos las 3 B’s en algo bueno, bonito y local.

Empaques biodegradables

Es hermoso recibir algo que pediste en línea, hecho a mano, de manera natural pero ¿Qué tan congruente es el material que usamos para su transporte y qué pasará con el empaque después? Ya nadie pide bolsas de plástico, aparte de que ya las prohibieron en los supermercados, estamos acostumbrándonos a llevar nuestra bolsita de tela a todas partes, lo mismo para nuestros empaques, pensemos en su futuro y diseñemos un empaque que pueda reutilizarse y extender su vida, que se pueda reciclarse o que sea biodegradable.

Por supuesto hay muchísimas prácticas más como donación a organizaciones dedicadas a la conservación, cultivar un huerto en casa, utilización de pigmentos y cosmética natural, usar bicicleta o compartir medios de transporte, llevar tus propios envases de agua. Lo importante es ser conscientes de nuestras acciones e ir sumando a nuestros hábitos diarios cada vez más actividades con impactos favorables. ¿Qué medidas tomas tu en tu vida o en tu negocio?.

Posted on Dejar un comentario

DIY: Toma un descanso y haz un corazón folk!

¡Este es nuestro primer DIY y post del año! ¿Pueden creerlo? Los días se mueven con mucha rapidez pero decidimos relajarnos y dedicarle un día completo a un nuevo DIY y compartir con ustedes nuestra técnica favorita: El bordado a mano.

Sabemos que el 14 de febrero está a la vuelta de la esquina y queremos regalarte un accesorio súper cool para tu bolsa, para colgar en un riconcito de tu casa o hasta un obsequio para alguien muy especial: El corazón folk, inspirado en los hermosos corazones bordados de fieltro de Chiapas.

Materiales

  • Fieltro de cualquier color
  • Tijeras
  • Plumón borrable para tela
  • Patrón de corazón
  • Hilos para bordar
  • Aguja para bordar
  • Pompones para decorar
  • Relleno

Para comenzar deberás imprimir el Patrón de corazón, recorta el corazón y traza el contorno sobre tu tela de fieltro, con mucho cuidado deberás trazar las puntadas guías sobre el fieltro con tu plumón borrable para tela.

Toma uno de tus hilos para bordar, separa 3 hebras y ensarta tu aguja, no olvides hacer un nudo al final de tu hebra.

Llena la primer línea con festón, remata y cambia de color. Llena la segunda línea con el mismo punto.

Cambia de color y llena la siguiente línea con puntos nudo.

Cambia nuevamente de color! Lo más lindo del bordado es experimentar con tu paleta de colores, ahora llena la siguiente línea con punto cadena.

Con la misma hebra sube por la siguiente línea con punto hilván.

Con la misma hebra, justo en el centro de tu corazón, realiza punto festón en círculo. Este es el símbolo del sol en la iconografía chiapaneca.

Cambia de color tu hebra y de manera simétrica ubica las 4 líneas que atraviesan el sol, con punto atrás marca esas líneas, así como las líneas que se encuentran entre las 4 líneas paralelas.

Cambia el color de tu hebra y haz un punto cadena o margarita en cada una de las líneas paralelas.

Con el mismo color de hebra y con punto atrás haz 2 estrellas de 5 picos, una en cada lado del sol.

Ahora cambia tu hebra de color y haremos 2 semi círculos con punto festón, uno en cada lado del sol.

Por último cambia nuevamente de color tu hebra y con punto hilván haz una línea sobre los semicírculos de festón.

Desmonta tu bordado del aro, dobla la tela por la mitad, con cuidado y dejando 1 cm. de distancia de las puntadas corta el corazón. Yo utilizo un par de pinzas para mantener fijas las telas.

Une ambos corazones con punto festón, cuando llegues a la parte superior integra un pedazo de estambre unido con un nudo, que servirá para colgar nuestro corazón y continúa uniendo ambas telas con punto festón.

Deja un espacio libre para rellenar el corazón. A mí me gusta usar pedacitos de trabajos restantes, de esta manera aprovecho al máximo los sobrantes.

Cierra el corazón con punto festón y decora con los pompones que quieras, entre más pompones mejor.

¡Tu llavero de corazón folk está listo! esperamos te haya gustado este tutorial y nos encantaría ver tus creaciones, compártelas en los comentarios o usando el hashtag #nuhausmx.

Fotografía y texto: Darlene Boza

Puedes conseguir el Kit DIY: corazón Folk con todos los materiales y guía de puntadas aquí.