Ya viernes DIY! Y estoy muy emocionada de probar las miles de publicaciones que guardo en nuestro tablero de Pinterest, como sabrás tenemos ya una colaboración de la linda Mariely donde te recomienda proyectos para realizar tú mismo.

En esta otra parte del DIY queremos probar todos aquellos retos que vemos por el basto mundo del internet y compartir contigo los resultados. Desde hace muchísimo tiempo quería retomar el teñido textil, nada se compara con hacer y usar tus propias creaciones, una mudanza y una serie de viajes no me permitían desahogarme pero la primavera llegó para rescatarme, encontrar la calma y comenzar con mis estampados  naturales.

¿Estás listo para comenzar tu primer teñido textil?

10.jpg

Materiales

  • Un pedazo de seda claro (puedes usar una camisa vieja)
  • Una gran variedad de hojas y flores que encontremos en nuestro jardín, usa tu imaginación y recolecta todo lo que encuentres
  • Un recipiente mediano para sumergir tu tela
  • Hilo o cuenda de algodón grueso
  • Un pequeño rodillo de metal
  • Tijeras
  • Vaporera de 2 pisos
  • Estufa
  • Vinagre
  • Sal

23

Instrucciones:

1. Sumerge tu tela en el recipiente mediano con 3 partes de agua, 1 parte de vinagre y 2 cucharadas de sal. Saca tu tela y quita el exceso de líquido, ahora extiende tu tela sobre una superficie plana.

2. Coloca las flores a lo largo de la mitad de tu tela, pon todas las que quieras, juega y experimenta con la posición, color y textura de tus elementos.

4.jpg

3. Una vez que estás satisfecho con el resultado es momento de doblar la tela por la mitad envolviendo todas las hojas. Coloca el rodillo en un extremo de la tela y enrolla hasta llegar al otro extremo. Sujeta la tela al rodillo utilizando el hilo de algodón y fijando con un pequeño nudo.

5.jpg

4. Mete tu tela en la parte superior de la vaporera y llena la parte de abajo con agua, prende tu estufa en fuego algo y déjala hervir por 2 horas. Puedes meter varias telas si lo deseas.

5. Retira del fuego y deja enfriar, una vez que enfrió desenrolla tu tela y quita las flores sobrantes. En una libreta lleva un registro de lo que funcionó y lo que no te gustó tanto, estudia las texturas y los colores que se formaron.

1.jpg

7. Deja secar al aire libre, una vez que secó totalmente sella el color con la plancha y listo! Tu prenda está lista para usarse.

9.jpg

Fotografía y texto: Darlene Boza

Inspiración: Frankie Magazine

Comparte tus creaciones en los comentarios o usando el hashtag #nuhausmx!

Follow my blog with Bloglovin

Escrito por:Darlene Boza

Ilustradora y diseñadora, fundadora de Nu Haus y creativa en Mykolab.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s